Spanish English

Pueden tener un exceso del producto de envenenamiento tanino, y en términos generales no se debe cambiar de prado a los caballos de los que no existen bellotas, a los que tienen gran cantidad de ellas. El problema normalmente es de sobrealimentación, pero pueden existir casos específicos en que ello no ocurre.

   

En Horse and Hound escriben un artículo sobre las bellotas, diciendo que en algunas zonas (principalmente en New Forest) la ingesta de las mismas está produciendo muertes de caballos. Y, comprensiblemente, ello alerta en España en que hay muchos de estos frutos sobre todo en las zona de dehesa y fundamentalmente en otoño.

 

En lo mismo hay que hacer algunas consideraciones.

 

No todas las bellotas tienen la misma composición, pero es cierto que contienen taninos (unas más que otras), que pueden tener carácter venenoso. A medida que transcurre el tiempo de la montonera los taninos descienden.

 

Los comentarios de H&H son fundamentalmente referidos a ponis, y ello es de tener en cuenta pues muchas de sus características alimenticias son diferentes a la de los caballos.

 

Ellos describen que existen síntomas digestivos que se presentan en forma de cólicos. La palabra cólico en sí es bastante genérica, ya que no es propiamente una enfermedad sino una manifestación; eso sí, preocupante. Los taninos no sólo pueden causar afectaciones digestivas, sino también renales.

 

Lo que ocurre muchas veces es que hay momentos en que la caída de la bellota es muy grande, y hay caballos que se pueden sobrealimentar de las mismas. Ello ocurre principalmente cuando los prados no tienen mucha hierba, algo que se puede dar con las heladas en otoño, y principalmente cuando se pasa a los caballos de un prado en que no hay bellotas a otro en que o han caído muchas o están en los árboles a su alcance. Claramente es un sabor que gusta mucho al ganado, de tal forma que hasta cuando están enfermos por su ingesta, siguen comiéndolas. Es una forma engañosa de falta de relación, dado que en la mayoría de los casos los animales no toman productos venenosos.

 

Ello como es comprensible queda aumentado con los ponis, que su saciedad es grande, y que la misma les facilita otras enfermedades.

 

Cierto es, que los taninos pueden obrar efectos negativos en las yeguas preñadas en forma de malformaciones de los productos a nacer, o incluso abortos.

 

Parce ser que en el tema hay puntos desconocidos, pues no en todos los animales existen los mismos efectos, y de hecho hay algunos que con cantidades elevadas no tienen perjuicios y otros con unas tomas bastante restringidas pueden sufrir afecciones muy severas.

 

El tema es preocupante en España, porque existe la tradición y uso acertado de que los cerdos se alimenten con bellotas, pero no todos los animales tienen las mismas respuestas a la alimentación. También, es lógico, que en las mismas zona se alimenten los rumiantes (bóvidos y caballos) con bellotas. Pero posiblemente, lo que deben tener muy en cuenta los ganaderos es el procurar no cambiar a los caballos de prados en que no hay bellotas a los que hay muchas, y también estar atentos a los años en las que se presentan en demasía.

   

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg