Spanish English

No es una visión negativa, sino simplemente ver la realidad que implicará una austeridad que podemos asumir

8 de noviembre

                                                                         Julio Arias / JARNAC

 


Que España está inmersa en una crisis económica es indudable, y no vamos a decir de quien es la culpa pues ello supondría entrar en un debate improcedente. Pero de lo no que no cabe ninguna duda es que las medidas que se tomen tienen que pasar por la austeridad; salga el gobierno que salga de las próximas elecciones de este mes.

 

Una crisis económica y unas medidas marcadas por la austeridad tienen comprensiblemente que cambiar los hábitos a los que estamos acostumbrados; y,  lógicamente,  ello ha de repercutir en el deporte y consecuentemente en la equitación.

 

Repercusión en el deporte ecuestre

 

El deporte ecuestre, al menos en 2012, se verá afectado en todas sus áreas.

 

La RFHE se verá afectada

 

La repercusión sobre la Real Federación Hípica Española (RFHE) será significada, pues mayoritariamente sus ingresos provienen del Consejo Superior de Deportes, que a su vez depende de los Presupuestos Generales del Estado. Los emolumentos disminuirán, si bien no se sabe aún en que proporción pues nadie va a informar sobre algo que muy posiblemente, después del veinte de noviembre,  en que ya no tengan ninguna atribución.

 

2012 año olímpico

 

Además, hay que pensar que el año que viene hay una olimpiada, y ello implica que se necesiten más recursos. Por suerte, la olimpiada es en Londres con lo cual el gasto es menor que si fuera en otro continente. De momento, sólo está clasificada España como equipo en doma pero es posible que también lo sea en salto al ser el primer reserva de Europa Occidental, y si así no fuera es más que factible que alguien lo haga a nivel individual. En concurso completo como equipo es imposible, pero a nivel individual aunque es difícil existe la posibilidad, y en ello está poniendo su interés y trabajo de forma prioritaria la RFHE. No es motivo de alegría, que el gasto se disminuya, porque por resultado la doma sea la única que lo puede hacer -¡los fines deportivos tienen que imperar!-, pues es bien entendible que sería de desear que lo pudieran hacer el resto de las disciplinas olímpicas. Pero en los resultados que permiten la participación olímpica, hay unas claras controversias desde el punto de vista que no es lo mismo clasificarse en Europa Occidental que en otros grupos.

 

Una olimpiada implica, como hemos dicho, un mayor gasto y él mismo se hará, pero nadie puede obviar que será en detrimento de otras facetas. Es verdad, que para una olimpiada hay ayudas específicas como puede ser el ADO, pero ellas asimismo quedarán recortadas. Un aumento del gasto olímpico, tiene obligatoriamente que repercutir en otras demandas; lo contrario sería gastar lo que no se tiene, que es lo que ha llevado en parte a nuestro país a la situación en la que estamos, y lo que se hizo muchas veces desde la RFHE, que en estos momentos es impensable y ha hecho que se reduzca el deficit de una forma grandiosa y no esperada.

 

Lo anteriormente expuesto, obliga a un esfuerzo al que no estamos acostumbrados. Pero unas medidas de austeridad, no sólo deben implicar reducir gastos de personal federativo y otras infraestructuras sino que tienen que incidir en todos los federados (deportistas, jueces…). Comprensiblemente, la RFHE no podrá asumir muchos gastos de Campeonatos -en algunas ocasiones muy lejanos-, cuando los resultados que se vayan a obtener no se piense que pueden ser de alta consideración; no la consideración de los posibles participantes -indudablemente hacen un gran esfuerzo-, sino la que sea significativa para España.

 

             

                                                                            Albert Hermoso / HITO

 

 

Influencia negativa sobre la cría

 

Las asociaciones de cría también quedarán repercutidas de forma negativa, pues dependen en gran manera su economía del Ministerio de Agricultura. Pero mucha gente piensa, y dice, que la cría del caballo crea muchos puestos de trabajo; y es el paro lo que más preocupa a los españoles. Ello es incuestionablemente cierto, pero no somos los aficionados los que tenemos la última palabra sino las autoridades correspondientes. No hay que engañarse, en un país en que se baja el sueldo a los funcionarios, se congelan las pensiones, se cree que la sanidad no pasa por un buen momento, en que se cierran empresas... es lógico que haya quien piense que hay parcelas prioritarias.

 

Los CO quedarán afectados

 

Igualmente hay que pensar en los Comités Organizadores (CO), que dependen mucho de los patrocinios, que ya han quedado muy disminuidos y en una cuantía casi total cuando provienen de instituciones públicas. Los otros ingresos de los CO vienen de forma importante de las matrículas, y las mismas pueden descender en número, pero sería de poco recibo que quedarán aumentadas en pecio, ya que la economía de los deportistas también estará mermada. A lo mismo, hay que unir cuando los CO tienen subvenciones federativas, si bien ello sólo ocurre en el concurso completo. Posiblemente, habrá jinetes de algunos países en que su economía no es negativa, pero sería poco agradable una competición española fundamentada en extranjeros.

 

Una realidad que hay que afrontar y reaccionar positivamente

 

Lo dicho puede hacer ver una óptica pesimista, pero sólo es ver la realidad de una situación complicada, que implica una clara austeridad que se puede tener y ante la misma reaccionar de forma positiva

 

No se puede gastar lo que no se tiene y hay que desprenderse de esa idea del proteccionismo del estado,  dado que hay otras necesidades sociales de mayor importacia que si necesitan de la aportación de los Presupuestos Generales.

 

 

Comité de Redacción de Globalcaballos

 

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg