Spanish English

La capacidad  y posibilidad de rendimiento. Lo físico y lo sicológico en el deporte son elementos coadyuvantes.  La autoestima. El deseo de ganar y no tener complejos. La enseñanza y el querer aprender y mejorar. Lo más elemental. La subjetividad. El equilibrio en los conceptos...

 

Escuchando y viendo un programa de televisión dedicado al  recientemente fallecido exseleccionador nacional español de fútbol Luis Aragonés se ha emitido una frase que pronunció y que comparto plenamente -salvando por supuesto las inmensas diferencias que nos separan- en la que más o menos decía a sus jugadores, "vosotros sois igual de buenos que los que se consideran los mejores...".

 

Las posibilidades humanas de aumentar el rendimiento. Lo síquico es importante en el deporte pero debe ser algo coadyuvante

 

Ello es una máxima fundamental en el deporte de la equitación: nuestros jinetes son capaces de montar igual de bien que los mejores. Lo que posiblemente ocurra en la mayoría de los casos es que se rinde muy por debajo de las posibilidades que se tiene. Es bien sabido y demostrado que la capacidad humana en casi todas las facetas es mucho mayor que con la que se actúa. En el deporte es muy evidente, y no sólo entra en lo mismo los factores físicos sino en gran manera los sicológicos. Muy de moda está ya hace muchos años la ayuda sicológica en el deporte. No hay ninguna duda de su utilidad, pero se debe entender como algo coadyuvante; es decir hay que practicarlo correctamente y ayudarse en el entrenamiento y en la competición  por unas condiciones síquicas lo mejor posibles, sin olvidarse para nada del sustrato puramente deportivo (si no se monta bien, lo síquico no sirve). A nadie se le puede escapar tampoco que hay deportes en que la segunda premisa parece más evidente. Pero tal vez simplemente lo parezca, pues en todos es necesaria. No tenemos más que observar algunas pruebas de atletismo en las que parece que lo más importante es la capacidad física, pero la concentración y el ánimo de conseguir el fin es máxima y necesaria.

 

En el término medio entre lo endógeno y lo exógeeno puede estar lo acertado

 

La dicotomía entre lo endógeno y lo exógeno hace mucho que existe. Y en la mayor parte de las opiniones se está a favor de una teoría o de la otra. Tal vez el acierto esté en compartir las dos. En los problemas de las depresiones, que tanto lógicamente preocupan, lo mismo se ve claramente. Una persona en un momento en que prácticamente todo le sonríe entra en una profunda y severa depresión, pero hay quienes la explicación no la buscan en unas alteraciones orgánicas, sino piensan que no se ha ahondado lo suficiente en las circunstancias que ha tenido o que tiene. Como decimos,  puede haber algo de las dos cosas: las alteraciones orgánicas es totalmente evidente que existen, pero hay causas extrínsecas que alteran el funcionamiento orgánico. Cómo se puede si no entender que el estrés cree una ulceración gástrica, o que en una noche de sufrimiento se ponga el cabello blanco, o que ciertas situaciones alteren el tránsito digestivo..., pero es bien sabido también que hay componentes o sustancias que su descenso implica una fuerte angustia y un desinterés por lo que normalmente se demuestra preocupación.

 

El caballo de deporte y el estrés

 

Por otra parte, se puede decir que en el caballo de deporte el rendimiento no sólo depende de un estado físico adecuado, sino de las circunstancias en que se encuentre (psiquis). Sirva como ejemplo, que el estrés puede causarles úlcera del tramo digestivo superior, que antes tenía muy mala solución pero hoy en día hay tratamientos que lo resuelven por suerte de una forma totalmente eficaz. Normalmente estas ulceraciones se producen con el estrés de las competiciones -en carreras mucho-, cuando a los potros se les separa de la manada y se les encuadra... Pero también hay ulceraciones -las menor de las veces- sin situaciones estresantes. Una vez más vemos las posibilidades de causa extrínseca y de causa intrínseca, y ello es importante en el deporte de la equitación pues es algo fundamentalmente entre dos. De todas formas, parece ser que en el caballo se da más lo extrínseco, pero como decimos no necesariamente tiene que ser así. Una de las causas de ulceraciones es la disminución de salivación e ingesta de hierba disminuida, y si bien lo mismo aboga más por una causa orgánica, no se puede descartar que exista una correlación con la situación síquica (en el prado comen mas hierba, de forma más continuada y en dosis pequeñas).

 

Lo anteriormente expuesto en su fondo entra dentro de una faceta distinta, pero de alguna manera puede explicar las dependencia mutua de lo orgánico y lo síquico en el deporte. Un funcionamiento síquico no correcto nos puede llevar fácilmente a un rendimiento físico muy disminuido y unas condiciones físicas inadecuadas nos pueden llevar a unos trastornos emocionales principalmente en forma de falta de autoestima. Y siempre sin olvidarse de los posibles complejos.

 

La subjetividad en las apreciaciones

 

Hecho este pequeño y pesado preámbulo, hay que insistir en lo dicho en el segundo párrafo sobre que hay que tratar de competir y entrenar en un porcentaje de nuestras posibilidades lo mayor posible. Si lo mismo fuéramos capaz de valorarlo nos encontraríamos que nuestro rendimiento está muy por debajo del que podemos tener. Pero la valoración es complicada y siempre puede tener sus disculpas y mayoritariamente es subjetiva.

 

El querer ganar

 

También en el programa mencionado se ve que a sus futbolistas les da unas charlas en que trata de buscar sólo el resultado ganador (lo consiguió), ¿por qué no?. Lo mismo no es sino una forma algo disimulada de realizar una pretensión sicológica.

 

Querer aprender y mejorar

 

Asimismo lo es, el ser receptivo a la enseñanza de los que están avalados por sus dotes pedagógicas, su experiencia, su saber y sus resultados. Algo que muchas veces puede faltar por la subjetividad del deporte de la equitación (el caballo, el diseño, los jueces, las circunstancias del momento...). En fin los "esques", pero tal vez estemos algo separados de otros países, en algo tan esencial como es la puesta en mano elemental y un sistema a veces no acertado. Y tampoco demos olvidar que las cosas la mayor parte de las veces ocupan lugar: aunar lo orgánico y lo síquico tiene que ser con un cierto equilibrio, pues el abuso de cualquiera de las dos expresiones puede ir en detrimento de la otra.

   

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg