Spanish English

Para la mayoría la información oficial en el tema del virus crea muchos interrogantes a los aficionados ecuestres, ¿en se puede montar ya?, ¿cómo se puede hacer?... No se pueden tener dudas en el cumplimiento de lo que nos ordenan. Prueba muy contundente de ello es que juristas prestigiosos nos tiene que dar aclaraciones sobre lo que muchos mucho nos preguntamos. Sus aclaraciones son muy de agradecer, y explicadas de una forma sencilla y sin pretensiones que los que de derecho no tenemos conocimientos bien entendemos. En su conjunto compartimos lo que exponen, y sobre todo en el decir que hay contradicciones. Deseamos que el próximo lunes no sea así, al igual nuestro deseo de poderse montar con la mayor seguridad.

 

No es muy de extrañar que así suceda cuándo también ocurre con la información general.

 

El baile de cifras de contagios, fallecidos, test realizados... es tan grande que escandaliza; en un principio se dijo que en nuestro país había muy pocos casos y no era un asunto de gravedad; se dijo que las mascarillas no eran necesarias y después se dijo que sí lo eran pero se las recomendaba y no se obligaba (ahora sí obligatorias en el transporte público); qué unos países son buenos y otros malos; qué unas ideologías son a favor de la ciudadanía y otras no; se alaba la compra de un material que se ve que es defectuoso y se tiene que devolver; se compra material que contagia a los sanitarios; unos dicen que la desescalada se está haciendo de forma incorrecta no solo para la salud sino para para la economía y otros dicen que es correcta; unos dicen que los tratamientos son válidos y otros los critican; en la aparición de la vacuna la fecha de comercialización va desde las opiniones más optimistas a las más negativas (hasta algunos desconocedores dicen no aceptar lo que tantísimas vidas humanas ya ha salvado y muchas salvará en el Coranovirus); unas televisiones informan no solo de forma distinta a otras sino con ideas totalmente contrarias; aplausos a unos y descalificaciones a otros; si hay recrudecimiento (ojalá no) unos dirán que se saltaron las normas y otros alegarán que se hizo mal; ante el mal derrotero económico unos lo achacarán al virus y que ha afectado mucho a la mayoría de los países y otros aseverarán que se busca la disculpa en la pandemia; las autonomías y municipios dicen que no se cuenta con ellos ni se les informa oficialmente y el oficialismo dice lo contrario; del 30% de aforo anunciado en las terrazas ya se pasa al 50%...

 

Todo lo que está ocurriendo es muy grave y muchísimo lo es los aplausos a los sanitarios que son muy bonitos y de reconocimiento, pero un reconocimiento que tiene que ir unido a tener la protección anticontagio absolutamente necesaria. Ya hemos dicho que España es el país con mayor número de sanitarios contagiados. Muchos ya piensan que detrás de ello hay una cortina de humo para ensalzar una gestión. ¿Es tratar la información con carácter político? ¿Tienen razón los que sin protección les aplauden o la tienen los que reivindican su derecho a no contagiarse y posibles funestas consecuencias por la indolencia y falta de veracidad? No nos engañemos -bastante ya nos engañan- la salud de nuestros sanitarios también es la nuestra.

 

 Unos dicen ya se puede montar, otros opinan lo contrario, otros el esperar a la semana que viene, algunos creen no se podrá ni la semana que viene. ¿Federados no federados?. ¿Adultos?. ¿Aire libre?. ¿Clubes cerrados?. Hipótesis. Esperar al lunes.

 

No hay ninguna duda qué no sabemos a quién creer.

 

Somos conscientes de una política arma arrojadiza en un tema tan grave y excepcional. También lo somos de no querer opiniones que no interesan, y consecuentemente hay disposición a censurar las no convenientes.

 

¿A quién creemos ante tal mar de dudas?.

 

José Mª Padeira, médico

 

Red Jurídica Cooperativa | Abogacía

 ★ Empresas colaboradoras ★

HIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg