Spanish English

Que los entrenadores de las disciplinas ecuestres acudan a los JJ.OO a prestar sus servicios es algo totalmente lógico, que tiene unos fundamentos completamente entendibles y que caen por su propio peso.

 

El hacerlo en las competiciones previas asimismo es muy deseado.

 

Posiblemente ya en una olimpiada poco se puede resolver técnicamente, pero sí dar consejos, arropar al participante, darle confianza, tratar de que su rendimiento aumente…. muchos efectos favorables se podrían enumerar.

 

En las competiciones previas a la gran cita, aparte de lo dicho pueden observar los fallos compitiendo o tratar de que se compita mejor y tratar de buscar soluciones en orden de la mejoría…. Altamente importante.

 

Tal vez el problema no es lo que se desee sino lo que se puede. Los desplazamientos -más cuando son a otro continente- son cuantiosos, y en ocasiones no es factible que la economía los pueda asumir. No se puede otorgar lo que no se tiene y no caer en aquello que tantas veces ocurrió que los gastos en su conjunto olímpico fueron mucho mayores que lo presupuestado.

 

Sí así fuera -gastos inasumibles-,  aunque lo deseado será compatibilizar ambas, vendría la pregunta incómoda que muchos se hacen, ¿qué es mejor la asistencia de los entrenadores a las competiciones previas a los JJ.OO o a los mismos?.

 

Los responsables tendrán su criterio avalado por la confianza de las urnas y su experiencia y de alguna manera responsabilidad. No es una elección fácil ni mucho menos: si no fueran los entrenadores a la olimpiada las críticas serían muchas en forma negativa y se trataría con ello de justificar si ocurrieran -qué no sea así- unos resultados no idóneos, y sin embargo la no asistencia a competiciones previas puede pasar más desapercibido.

 

No es para nada el no ver bien lo que se hace sino dar lugar a la reflexión sobre lo mismo.

 

A cuento, nos acordamos de lo que hace bastantes años dijo en una revista ecuestre Alfonso Queipo de Llano y Acuña. Le preguntaban, ¿qué le diría usted a una persona que va a participar en su primera Copa de Naciones?,  y contestaba, nada pues habría que habérselo dicho antes.

 

Queipo de Llano era una institución ecuestre por su personalidad y por su trayectoria deportiva: olímpico en salto y completo, competidor en muchas Copas de Naciones de salto, ganador de Gran Premio internacional,  ganador en Ginebra, 10º en el Campeonato del Mundo, 4º individual en el Campeonato de Europa (otra vez 8º), Campeón de España, profesor militar, entrenador, Jefe de Equipo, el único español que ha sido juez en Badminton… ¡bien claro es que sus palabras había y hay  que escucharlas!.

 

Alfonso Quepo de Llano con EOLO

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg