Spanish English

El certamen ecuestre del Ifema tiene que ser alabado por los aficionados españoles. Una reunión de caballos del más alto nivel con Copas del Mundo de salto, enganches y volteo (nunca antes en España); internacional de doma, espectáculos, stand comerciales… Todo ello alcanzando el mejor gusto y llevándonos a la excelencia.

 

No sólo lo mejor técnicamente, sino también atendiendo a lo más emocional y humano con los merecidos homenajes; ya en la edición pasada lo hubo y es más que posible que en ésta de 2015.

 

No se puede pensar ni por asomo que se ha quitado a quien ya lo hacía, pues es algo inédito. Las complicaciones de un certamen de este tipo a nadie se le pueden escapar que son muchísimas: infraestructuras de alto nivel, numerosos caballos y jinetes, carros, otros aperos, propietarios, adecuarse a los requisitos de los vendedores, mucho público, gran comunicación, catering, lograr patrocinadores… Comprensible es -no puede ser de otra manera- que se apoyen en empresas de profesionalidad no solo por la complejidad que todo ello conlleva sino por la incorporación necesaria de las nuevas tecnologías. ¡Trabajo y más trabajo!

 

La competición y el espectáculo es un punto más en lo ecuestre en lo que hay otros muchos factores de suma importancia. Una aportación más. Todo se realiza bien, el rodaje de ya dos años (éste será el tercero) aumenta la experiencia para poder siempre mejorar; pero la mejora es relativa en cuanto a que lo positivo es infinitesimalmente superior a lo mejorable.

 

El chauvinismo también es muy relativo, pues el Madrid Horse Week es algo sin ninguna duda de lo que puede presumir la equitación española. Qué haya gente que consiga hacer realidad un proyecto casi antes impensable es de agradecer y de lo que nos debemos sentir orgullosos.

 

Vienen a colofón, aunque ya las hemos mencionado alguna vez,  las frases de Jonh F. Kennedy cuando dijo aquello en su discurso de investidura a la Presidencia de Estados Unidos, “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país”. Fue en 1961 y aunque han pasado muchos años, existe un gran relación con lo que debemos pensar respecto al Madrid Horse Week. Y también dijo , “El éxito tiene muchos padres pero el fracaso es huérfano", pero a buen seguro que no habrá ni las más mínima connotación de fracaso sino todo lo contario.

 

¡Apoyemos¡

 

Web oficial

 

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg