Spanish English

Enfermedad infecciosa viriásica de declaración obligatoria (origen subsahariano que apareció en 1937 en algunos países africanos, Asia, Norteamérica…)  que se puede trasmitir por mosquitos genero Culex infectados (reservorio las aves, muchas veces asintomáticas). Los équidos infectados no trasmiten la enfermedad a otro de su misma especie ni a los humanos, y los mosquitos no se infectan al picar a los caballos.

    Nota de prensa enviada por la empresa Zoetis dedicada primordialmente al descubrimiento, desarrollo y fabricación de medicamentos y vacunas de uso veterinario  

Madrid, 30 de septiembre de 2015.- Acorde a la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve) del Ministerio de Agricultura , Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), cuatro nuevos focos de Fiebre del Nilo Occidental (FNO) han sido confirmados en caballos. Tres de ellos se han declarado en Andalucía el día 23 de septiembre de 2015, en los municipios de Guillena, en Sevilla, y Vejer de la Frontera y Benalup-Casas Viejas, ambos en Cádiz; y uno se ha confirmado en Extremadura el pasado 25 de septiembre de 2015, en el municipio de Navalvillar de Pela, en Badajoz. En España desde el año 2010 se han presentado focos de esta enfermedad en caballos. El año pasado fueron ocho los casos confirmados (uno en Castilla La Mancha y siete en Andalucía).

 

También denominada encefalitis del Oeste del Nilo, se trata de una enfermedad infecciosa no contagiosa causada por el virus de West Nile (WNV) y de declaración obligatoria a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

 

La aparición de nuevos focos en España demuestra que el WNV está en circulación en la población de aves de Europa y las especies de mosquito transmisor (género Culex) están ampliamente distribuidos por todo el continente europeo.

 

La FNO afecta en primer lugar a aves, que actúan como principal reservorio de la enfermedad y son claves en la diseminación del virus entre países, aunque también puede afectar a mamíferos, pudiendo causar enfermedad tanto en caballos como en personas.

 

La transmisión se realiza a través de la picadura de un mosquito. Es importante destacar que en ningún momento los équidos infectados por el virus del Nilo Occidental pueden transmitir la enfermedad a otro équido o al hombre, y los mosquitos no se infectan al picar a los caballos.

 

En caballos el virus afecta principalmente al cerebro y sistema nervioso periférico, por lo que los síntomas que se suelen presentar van desde cambios de conducta, contracturas musculares, caídas o movimientos circulares, hasta convulsiones e incapacidad para permanecer de pie.

 

No existen tratamientos específicos para la FNO. Por ello, la lucha para combatir esta enfermedad se basa en la prevención a través de la vacunación, además del uso de repelentes y/o desinfectantes. Los dueños de caballos pueden consultar a su veterinario sobre la vacuna inactivada para la prevención de la FNO y cómo mantener protegido a su caballo.

       

 

 

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg