Spanish English

Países de equitación deportiva emergente gracias a su economía. Escasísima repercusión mediática. Aficionados y profesionales…

   

Los momentos económicos en España no son buenos y consecuentemente tampoco en lo ecuestre deportivo, pero el tema se podría rebatir muy bien con el gran éxito incontestable del fútbol, las victorias antes casi insospechadas en el tenis, el dominio total en el motociclismo, las expectativas y triunfos de la Fórmula 1, los éxitos en el “tour”…

 

El resurgimiento en lo ecuestre

Europa tampoco está en un buen momento ecuestre, aunque muchos países nos superan positivamente, con el surgir de otros con unas economías boyantes. Y es que el deporte de la equitación  es indudable que va unido al dinero, bien sea por medio de ayudas estatales o privadas. Ayudas de Estado en estos momentos de tipo económico en España son totalmente impensables, con unos problemas acuciantes muy graves, que influyen en muchos de una manera perentoria en lo más básico y necesario. No es menos cierto, que algunos europeos que hace algunos años tenían escasa repercusión, hoy día ya la tienen  con una cría de primer nivel.

   

El conjunto jinete-caballo hace que sea un deporte especial

Hemos comentado que en lo ecuestre hay resurgimiento de algunos países, pero la equitación es un conjunto de jinete-caballo y los caballos no se pueden improvisar y mucho menos la cría que es a mucho más largo plazo: estos países ahora significados y de escasa tradición deportiva se basan en équidos de libros europeos y asimismo países de gran tradición como Estados Unidos con caballos compitiendo de studbooks del Viejo Continente, al igual que  algunos como Gran Bretaña o Irlanda que su cría deportiva ha quedado algo obsoleta si bien tienen el sustrato importante en sus tradicionales  y buenas hembras. La cría del caballo deportivo es absolutamente necesaria.

 

Cambios necesarios que se están produciendo, pero tiene que aumentar

La competición ecuestre tiene que cambiar mucho, pues obedece fundamentalmente a unos conceptos organizativos de mediados del siglo pasado, en que predominaba en casi todos los países europeos lógica y comprensiblemente la equitación militar. Los cambios se están produciendo, pero se tendrán que hacer en mayor medida sobre todo porque el formato actual provoca una falta de emoción total y consecuentemente una repercusión de público in situ muy pequeña o incluso nula (ejemplo claro es la actual doma olímpica que ya no es de cuatro conjuntos sino de tres) y en los medios escritos totalmente ausente en muchos y de una audiencia televisiva muy escasa e inapreciable (de hecho tristemente cuando sale algo, más que por el significado de la prueba en sí o de sus competidores, es por la asistencia de algún personaje de la “vida rosa”) y ello conlleva a una economía muy mala.

   

Los Comités Organizadores actúan conforme a la situación que existe

Los Comités Organizadores tienen que actuar conforme a la situación actual para que su sociedad sea rentable, algo que es totalmente normal, pero se les ataca diciendo que los que pagan son los jinetes: puede ser, pero no está en ellos la culpa sino en el sistema. No vamos a engañarnos, los emolumentos publicitarios son en la mayor parte de los casos anecdóticos y provienen mayoritariamente de las matrículas.

 

¿Aficionados  profesionales?

En las competiciones ecuestres no hay la más mínima separación entre los que se podrían llamar aficionados y profesionales, algo que no ocurre en casi ningún deporte: cualquiera no puede jugar contra Nadal o conducir contra Alonso o competir con Lorenzo o jugar contra la selección nacional de fútbol…Pero el deporte de la equitación es diferente desde el punto de vista que el caballo al igual que el jinete también es protagonista, y lógicamente un jinete profesional tiene que poner a los caballos jóvenes y no lo va a hacer en competiciones reservadas para él. El tema es complicado.

 

Si vemos algo la competición internacional de salto, podemos decir que hay una gran diferenciación de niveles. Y los de dos estrellas o menos parecería que deberían estar reservados a los aficionados, aunque en los mismos corren algunos profesionales en su lógico derecho porque la legislación se lo permite  y principalmente buscando el salir de ellos con unos beneficios económicos. Los que se dedican a la equitación como forma de vida y compiten, no tienen beneficios en España publicitarios y lo que ganan en los concursos si tienen  aspiraciones en casi imperceptible e incuestionablemente lo tienen que buscar en las clases y en las ventas de caballos y comisiones aceptadas. Las cantidades por éxitos en las competiciones son casi irrisorias, pero tampoco son más elevadas en otros países de nuestro entorno, pero en ellos existen otras posibilidades económicas para los concursantes. El tema también es muy complicado, pues el distingo entre profesionales y aficionados no sólo no está contemplado sino que sería francamente difícil hacerlo y podría dar lugar a subterfugios muy dudosos.

   

Cambios necesarios al principio criticados y que luego se aceptan

A buen seguro que vendrá alguien con ideas de cambio -ojalá que con conceptos de equitación- que en principio serán muy criticadas, pero absolutamente necesarias. Tampoco íbamos a pensar que en España se producrían los cambios que se están produciendo, pero aunque cuesta se aceptan pues se sabe que no queda más remedio. El inmovilismo no lleva más que a largo plazo a una situación prácticamente insostenible que es lo que está sucediendo en Europa que precisa de cambios y no de tantos organismos, de escasa solución y que agravan con lo que cuestan la situación.

 

Los momentos actuales además obligan a recortes, que no son del gusto de nadie, pero que pretenden -¡tal vez se consiga!- que a posteriori se tengan recompensas a un gran trabajo , dedicación y esfuerzo  con posibles ayudas estatales bien enfocadas. Y es injusto si de ello se quiere echar la culpa a la federación,  a las territoriales o a las distintas sociedades que tanto auyudan a nuestra equitación sin ningún ánimo de lucro económico.

  José Padeira  

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg