Spanish English

Efectivamente la vacunación es el remedio para los caballos sobre todo de competición, porque erradicar al mosquito es prácticamente imposible. El contagio del caballo y de las aves al hombre normalmente nunca ocurre. En los humanos, sin embargo, el esfuerzo está en la fumigación. Ante la sospecha de infección en el caballo se debe llamar al veterinario, para que trate la enfermedad y la confirme.

   

La prestigiosa y mas que fiable información de Horse and Hound incluye el titular "Los veterinarios advierten vacunar contra el virus del Nilo Occidental" y en su interior hacen el comentario   ... "el virus del Nilo está ahora bastante generalizado en el continente (Europa), incluyendo España y Portugal" y por ello algunos de nuestros lectores se han comunicado con nosotros vía correo electrónico con una cierta alarma.

 

La precaución hay que tenerla, pero el alarmismo no debe existir, en una enfermedad principalmente equina que ya apareció en el siglo pasado, y que si bien es cierto que existe en España de momento no ha causado desenlaces fatales, pero sí se debe tratar de poner los medios para que no haya contagio a los caballos.

 

Las vacunas son efectivas, pero comprensiblemente se usan primordialmente cuando los equinos van a las competiciones. De todas formas, existen unas recomendaciones que sobre todo van encaminadas a que no proliferen los mosquitos que son los vectores principales de la enfermedad, pero no hay que engañarse y pensar que ello es francamente difícil, y sobre todo en el campo con los encharcamientos poco evitables que existen en algunas zonas al igual que la cercanía de los ríos y otras características orográficas.

 

El VIRUS DEL NILO, como su nombre indica, es un virus que produce en équidos y humanos síntomas y afectaciones de encefalitis.

   

El reservorio está en las aves infectadas, que son picadas por mosquitos fundamentalmente de la familia de los cules y que pueden trasmitir la enfermedad, como decimos, a caballos o personas. Como es comprensible las aves por sus características recorren grandes territorios, y también lógicamente los mosquitos existen en muchos lugares, y ello hace que sea entendible que la propagación de la enfermedad sea posible.

 

No queremos entrar en muchos tecnicismos sobre el virus del Nilo, pero sí decir algunos de los síntomas que puede tener un caballo afectado por el mismo. Un caballo que presente la enfermedad puede tener una sintomatología primaria de afectación del encéfalo que en términos generales pueden consistir en mayor o menor medida en anorexia, dificultades deglutorias, desequilibrio, ataxia, hiperexcitabilidad, depresión... que pueden llevar a la muerte. Pero dichos síntomas no son indicativos a priori de enfermedad del Nilo, sino de todas las afectaciones que cursen con encefalitis, y si bien es obligada la llamada al veterinario por un proceso de posible cierta gravedad, puede que sea causado por otra enfermedad como puede ser la rabia (no totalmente erradicada) y otras varias; y sólo el diagnóstico puede ser no rebatido con las pertinentes pruebas serológicas. Aún así, hay que pensar que en muchas ocasiones no existen casi síntomas (simplemente una cierta apatía y falta de deseo de ingesta y dolor de cabeza  y posible rigidez del cuello en los humanos) con una evolución positiva.

   

Es comprensible, que exista una cierta preocupación no sólo por los caballos sino por la posibilidad de la enfermedad en los humanos, y en este último punto es importante decir que no hay demostración de que el contacto con caballos posiblemente infectados, o con aves que lo estén no es fuente de contagio para el hombre. Y también hay que decir que en un porcentaje muy elevado la enfermedad en los humanos cursa de una forma no grave.

 

Sí puede existir el contagio en humanos con la ingesta de aves contaminadas. Hay algunas aves que no padecen síntomas y su supervivencia es grande como pueden ser los gorriones que en algunas zonas se ingieren. No pasa lo mismo con los córvidos no sólo porque su ingesta es casi testimonial sino porque la enfermedad normalmente acaba con su vida.

 

La recomendación para los caballos es la vacunación, dejando el caso exclusivamente en manos veterinarias. Las vacunas: el método que indudablemente ha combatido de forma positiva a muchas enfermedades y que a algunas ha conseguido erradicar como la viruela, y a lo que se encaminan los estudios científicos de la mayoría de los males que nos acechan. Pero en los humanos, en el virus del Nilo, los esfuerzos de momento van hacia combatir los mosquitos, principalmente con fumigaciones.

 

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg