Spanish English

Incomprensiblemente hay quien cuestiona el querer competir con el equipo nacional y darle a ello absoluta prioridad.

La Real Federación Hípica Española (RFHE) mediante su web comunicó la necesidad de que algunos jinetes firmen  un documento de compromiso para las incorporaciones  a la planificación de “alta competición”. Tal vez sea algo que algunos no han comprendido muy bien y que crea el temor que siempre implica firmar algo que compromete.

 

El interés general debe primar sobre el particular

No es así: es simplemente dar prioridad a las Copas de Naciones sobre los intereses particulares. Es algo bien lógico y comprensible que el interés nacional prime sobre el interés particular. Es algo que ocurre en todos los deportes y que ampara totalmente la ley, y que acordó la Junta Directiva de la RFHE el pasado 25 de marzo, que sólo es un recordatorio de lo que dice la ley.

 

Surge principalmente, de que como se sabe, algunas competiciones  internacionales de salto coinciden con Copas de Naciones, en las que España tiene que competir. Son pruebas  de equipos de la “Promotional” que puede permitir el año que viene estar en la primera liga, y ello más que comprensiblemente es un fin prioritario de los responsables de la RFHE y que además estuvo refrendado , sin ningún voto en contra ni réplica, en la última Asamblea General. Lógicamente se querrá que asistan a las mismas pruebas los mejores conjuntos en cada momento.

 

Lo mismo, puede hacer pensar que no es una buena planificación para los caballos, pero indudablemente la RFHE ha constatado bien el calendario internacional y no debe haber ningún detrimento. Se debe planificar no buscando los intereses de uno mismo sino planificar teniendo en cuenta la posible participación con el equipo nacional.

 

Entrar en el equipo nacional debe ser la mayor aspiración de cualquier deportista, y lo contrario es darle la espalda a la afición

Entrar en el combinado nacional, debe sentirse como un orgullo y es en lo que se aspira en todos los deportes y en todos los países. Lo contrario es no darle importancia al equipo nacional y darle la espalda de forma absoluta a la afición.

 

Hay excepciones que son completamente comprensibles

Por otra parte, hay excepciones completamente entendibles como puede ser la no buena forma de un caballo, una lesión, una recomendación veterinaria, la implicación profesional de cada uno que no permita asistir.... En ningún momento es una idea que trate de ir lo más mínimo ni contra caballos ni contra jinetes, sino que trata de favorecer nuestra hípica salvaguardando la lógica.

 

Puede darse el caso de que algún propietario no considere oportuno que su caballo compita con el equipo nacional, en cuyo caso la solución del jinete es fácil alegando que él si quiere competir con el equipo nacional, pero que no dispone de montura para ello.

 

Repetimos, que el interés general de nuestra hípica debe estar muy por encima del interés particular. Lo mismo siempre ha ocurrido en otras épocas, en que incluso el desafecto estaba en no entrar en el equipo nacional, en que muchos pensaban que tenían méritos más que suficientes para ello. Posiblemente el seleccionar no siempre es acertado y habrá quien piense en una solución diferente, pero ello es indudablemente otro tema.

 

Cuando se cuestionó el concepto de nación y cuando se infligieron ataques a la bandera y a los colores todo puede ocurrir

De todas formas, unos tiempos especiales como los que ahora estamos viviendo pueden hacer que ocurra de todo y sobre todo cuando hace no mucho tiempo se cuestionó el concepto de nación y cuando tristemente se producen agravios constantes a la bandera que algunos (por suerte pocos) no consideran la suya.

 

¿Se puede poner en duda querer competir con el equipo nacional?

  José Padeira de globalcaballos.com  

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg