Spanish English

Los tiempos últimamente han cambiado mucho y más en el mes en que estamos y con seguridad en el mes de octubre y casi seguro en el futuro.

 

El jueves de esta semana se supo que la Real Federación Española de Tenis ha decidido que Conchita Martínez no siga en el cargo de capitana de la Copa Davis. Ellos dicen que no la han echado sino que no la han renovado el contrato (¿?).

 

Como se sabe, C.  Martínez sustituyó en el cargo a Gala León que fue nombrada por el entonces Presidente José Luis Escañuela.

 

J.L. Escañuela tuvo que dimitir por la inhabilitación que le impuso el TAD, que pidió el Consejo Superior de Deportes. El tema de G. León, aunque no fue definitivo, influyó  en gran manera.

 

Tenistas de prestigio escribieron una carta pública no deseando que G. León continuara.

 

Algo parecido ha ocurrido en la doma de la RFHE que tras las contundentes noticias, la  Junta Directiva del organismo en el pasado julio emitió un comunicado en que entraban tres jinetes (B. Ferrer Salat, D. Martín Dockx y José García Mena) para que influyeran en las decisiones del director en cuanto a la planificación de las competiciones nacionales e internacionales de los jinetes españoles, Cto. España y pruebas Master, estructura de técnicos, criterios de selección. Era totalmente comprensible que los jinetes, que son los auténticos protagonistas, tomen decisiones de lo que tanto les atañe y mejor que nadie conocen. Ruptura total al totalitarismo (valga la redundancia) que tan demostrado está que es de resultados nefastos. Cuando ante el totalitarismo no pasa nada, el mismo va en aumento en manera intolerable.

 

La Real Federación Española de Tenis dice que para el cargo se necesita:  1º ser exjugador que sea reconocible por el público y tenga ascendente sobre los tenistas, 2º carácter persuasivo y capacidad de convicción para atraer a las mejores raquetas y 3º mayor responsabilidad para conformar el equipo y una persona que conozca a los más jóvenes.

 

Desde luego, el primer punto no lo tiene en absoluto el director del completo español (C. Martínez ganó Wimbledon en 1994, dos veces el Open de Roma, fue 2ª del Mundo...) y los otros dos de manera muy pequeña y cuestionable.

 

No puede uno aferrarse al error, hay que actuar como en doma clásica en que bien se demostró que recificar es de sabios. No hay que enrocarse en ideas, que posiblemente se tomaron con buena intención, pero que pueden llevar a un fatal desenlace.

 

La dimisión de la persona es casi imposible pues el sueldo millonario que cobra hará aferrarse a su sillón con uñas y dientes.

 

Poco comprensible es que se encargue de todas las decisiones del completo español sin estar rodeado de expertos  (él para nada lo es ) como en la planificación deportiva, selección, nombramiento de técnicos.... Y mucho menos comprensible es -llega a lo trágico- que incumpla las leyes y las del organismo al que representa.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

7 de septiembre.- ¿SE DEBE CESAR INMEDIATAMENTE Y DE MANERA IRREVOCABLE EN SU CARGO AL DIRECTOR DEL COMPLETO ESPAÑOL QUE INCUMPLE SISTEMÁTICAMENTE LA LEGALIDAD (TOTALMENTE DEMOSTRABLE DOCUMENTALMENTE) AL IGUAL QUE ALGUNOS INDEPENDENTISTAS?. No cumplir la leyes es además una forma de actuar antidemocrática, que no se puede consentir en ningún caso en España ni a nivel general ni por ende en el deporte ecuestre que va totalmente contra el Estado de Derecho, y de resultados evidentemente catastróficos e inquietantes que están produciendo una importantísima alarma social. Totalmente incomprensible que se pueda consentir a un representante de una federación (Real) deportiva del REINO de ESPAÑA. ¿Es explicable que se pueda premiar al que incumple las leyes? Desde un organismo oficial no está nunca procurando la unión entre federados, aficionados.... sino una incuestionable e indeseable fractura que produce un daño intenso al deporte ecuestre

5 de septiembre.- SILENCIOSOS Y SILENCIADOS ECUESTRES

28 de julio.- Ayer tuvo lugar la primera reunión de los Jinetes de doma clásica en la RFHE, y entre otros puntos se trató de la planificación deportiva (competiciones) en España y fuera de nuestro país, Campeonato de España y Master, estructura de técnicos y criterios de selección. Ello evidencia claramente un cambio de rumbo en los hechos que anteriormente han sido muy cuestionados (la alarma social ecuestre era muy grande). Lógicamente, los jinetes son los protagonistas y tienen que influir en las decisiones deportivas que tanto les afectan, y no dejar que el absolutismo campee antidemocráticamente. Rectificar es de sabios

 

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg