Spanish English

En el deporte cuando los resultados no son convincentes viene el dejar el cargo por el responsable de los mismos.

 

Así lo acabamos de tener en el fútbol español con el seleccionador nacional tras los no buenos resultados en Francia.

 

El seleccionador en un gesto que le honra dimite del cargo y no espera a que le cesen.

 

Es normal, siempre ocurre.

 

Se va con el honor después de 8 años de lo grande conseguido con la selección: Copa del Mundo y de Europa. Antes Liga de Campeones, dos ligas, Copa del Rey… Como jugador también fue excepcional. Carácter reservado, del mejor talante, dialogante, cariñoso con sus jugadores, siempre tratándoles con cariño, comentarios cuidados y de alta positividad, jamás improperios ni insultos ni en privado ni en público, mejora sin romper con lo anterior… Pero la responsabilidad y la fama (en él al máximo discreta) tiene que estar presente en los momentos complicados para tratar de conseguir el bien común.

 

Uno no puede en ningún caso aferrarse al sillón de seleccionador cuando los resultados no son idóneos, además acompañados de un currículo irrelevante, ideología equivocada,culpar a los medios de sus fracasos… No es comprensible tener que dejar un cargo cuando la evidencia del fracaso es ya insostenible.

 

Dejar el cargo no es en ningún caso algo de criticar sino de alabar una decisión de clara mejoría.

 

 ★ Empresas colaboradoras ★

GlobalCaballos259x140.gifHIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg