Spanish English

 Sorprende un poco -o tal vez mucho- eso que se ve últimamente de aplaudirse a uno mismo. Pensábamos que los aplausos eran la forma de reconocimiento humano a los méritos de un congénere y de agradecimiento por su obsequio. Posiblemente estemos equivocados, pues todo cambia.

 

También los aplausos a otra persona hay veces que pretenden ensalzar una gestión que no es buena. Nos estamos refiriendo a los aplausos recibidos por el en parte fracaso de las ayudas europeas a España para paliar los desastres del Coronavirus. Aplausos engañosos de algunos por unas ayudas que conllevan todo lo contario de lo que habían defendido y defienden.

 

No es muy de extrañar cuando la coherencia en ellos no ha existido. “Entregarías la economía española a quien se gasta 600.000€ en un ático” y después se compra una casa de 615.000, “no se pueden cobrar sueldos desorbitados cuando hay quienes ganan tan poco” y después se suben el sueldo habiendo personas que tienen que ir a subsidios de alimentación, “critican las puertas giratorias” y después sus amigos tienen cargos, “ganan votos electorales hablado de casta” y luego son absoluta casta… Y mucho más. Para que seguir. No es que no se vea, es que no se quiere ver.

 

No sorprende tampoco cuando en un tema tan grave toma decisiones un licenciado en Ciencias Políticas, una licenciada en Psiquiatría que es ministra@ por el dedazototalitario de machismo, el tema sanitario lo lleva un ministro que es filósofo, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno una licenciada en Medicina…. Por supuesto carreras que merecen todos los respetos y alabanzas, pero no muy de acuerdo con una terrible pandemia.

 

No hay duda que era un tema muy complicado de gestionar, no solo por su gravedad y complejidad sino por lo absolutamente inesperado. Cualquier ideología, no nos engañemos, habría recibido despiadadas críticas a la gestión que hubieran hecho, y más con tantos fallecidos y situaciones tan dramáticas. Pero escudarse en el autobombo y aplauso va totalmente contra la transparencia que todos merecen.

 

Asimismo, aplausos durante el confinamiento a los sanitarios. Aplausos más que merecidos a quienes han desarrollado un trabajo heroico y solidario incluso jugándose la vida en muchos casos sin la protección imprescindible. Aplausos que hasta pueden ser pocos. Pero aplausos tapadera de una gestión. No hay continuidad pues acabado el Estado de Alarma ni se acuerdan de ellos, siguen cobrando sueldos ridículos, la interinidad persiste. Pero esto último no es de ahora, pues nunca los que antes mandaron quisieron enmendarlo.

 

 También lo vemos en lo ecuestre. No con autoaplausos sino con autobombo de una gestión por lo visto no aún finalizada de muchos mandatos (¿cuánto tiempo se necesita 20 años o más?). Nos toman por tontos. Su guardia pretoriana y sus palmeros aplauden a ver si consiguen seguirse lucrando.

 

Hoy un diario de gran tirada nacional comenta ese saludo en el Coronavirus con el codo. Que tacha de ridículo y como el “baile de los pajaritos”. Los tiempos han cambiado. La televisión influye mucho en el pensar de los ciudadanos, ¿adoctrina?

 

De dónde proceden los aplausos y por qué aplaudimos? - EcoDiario.es

Sementales

CONOZCA LOS MEJORES SEMENTALES

En este especial podrá conocer los distintos sementales que se vayan publicando en la web. 

Para conocer los mejores sementales pinche en el siguiente enlace:

♞ ÚLTIMOS ANUNCIOS PUBLICADOS ♞

 ★ Empresas colaboradoras ★

HIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg