Spanish English

El tema del coronavirus preocupa y mucho. Es lógico. Desde hace varios siglos ninguna enfermedad contagiosa había producido tantos estragos. Algo que no sospechábamos. Muerte de personas de por sí terribles, agravadas por la gran tristeza de la soledad de los que fallecen y también de sus seres queridos que no les pueden acompañar en su fatal desenlace. La economía muy tocada hasta a situaciones dramáticas que asimismo van a aumentar el dolor de muchos.

 

Triste es que en unos momentos tan excepcionales, haya quienes los aprovechen como arma de sus ideas políticas, diciendo engañosamente que son en busca de las mejoras de las personas. Ideas que en el siglo pasado -también en éste- propiciaron incontables muertes (muchas más que el virus) de olor de frío siberiano, de estepas, de cañas de azúcar, de sembrados de arroz, de alegría caribeña... El virus destapa las mentiras. Qué tremenda hipocresía. Defender al necesitado y los derechos humanos desde una vida cada vez más acomodada. Y decir que se disfrutaba cuando se pegaba a los que exponen sus vidas por ayudarnos, y ahora procuran nuestra integridad en el devastador asunto del coranovirus.

 

 

Pero no es así ni mucho menos en todos, pues la solidaridad en España es muy mayoritaria.

 

Las personas en los balcones expresan su agradecimiento a las ayudas desinteresadas y no exentas de posible contagio. Aullido extenuado de dolor e impotencia y agradecimiento.

 

El rayito de luz lo podemos ver en que cada día que pasa de la llamada cuarentena (¿cuarenta días?) estamos un poquito más lejos de lo que casi seguro nos pudo contaminar, pues no hace muchos días no guardábamos las medidas de precaución que ahora tanto nos repiten como lavarse mucho las manos, distancia de separación, actos que congregaban a muchas personas, espectáculos, restaurantes y bares abiertos... Además estamos algo más cerca de las posibles vacunas y tratamientos. Tardarán pero acabaran llegando. La impaciencia es lógica. El diminutivo debe existir pues todo indica que queda mucho y no estamos exentos del mal. El vaso medio lleno o medio vacío.

 

 Las cifras son solo orientativas, sobre todo desde el punto de vista, que no a todos nos han hecho el test de positividad. A buen seguro muchos sin síntomas seremos positivos. También es verdad, que en la mayoría de la población exenta de riesgos tanto los síntomas como la evolución es buena.

 

Las vacunas y los tratamientos son una esperanza, pero es obligado decir que aunque los dos combaten la enfermedad, las vacunas evitan el contagio y los tratamientos solo es posible en algunos casos que bajen mucho la carga viral.

 

Existen portadores sanos que no padecen la enfermedad pero sí la pueden trasmitir. El virus no distingue entre edades, continentes, credos, ideas, colores, banderas...

 

Solo podemos expresar solidaridad con agradecimiento y cumplir las medidas que aunque incómodas son la única alternativa para que no prosiga el contagio.

 

José Mª Padeira, médico

 

Sementales

CONOZCA LOS MEJORES SEMENTALES

En este especial podrá conocer los distintos sementales que se vayan publicando en la web. 

Para conocer los mejores sementales pinche en el siguiente enlace:

♞ ÚLTIMOS ANUNCIOS PUBLICADOS ♞

 ★ Empresas colaboradoras ★

HIERRObajo50.jpgangloarabe-MINI.jpgbranca.pngca-Concepcion-MINI.jpgfeba-MINI.jpgmasdehipodromos-MINI.jpgnormandy2014-MINI.jpgtodo_cria.pngyeguada-pedro-beca-MINI.jpg